Hipertensión arterial 

La hipertensión arterial consiste en una elevación anormal de la presión dentro de las arterias. Esta elevada tensión dentro de las arterias incrementa el riesgo de padecer otras enfermedades cardiovasculares como un ictus o embolia, infarto, lesiones renales…

La hipertensión arterial, también llamada presión arterial alta o tensión arterial alta, es una patología que habitualmente cursa sin síntomas, también se conoce como “el asesino silencioso” ya que no causa síntomas durante muchos años hasta que se lesiona un órgano vital.

Cuando se toma la tensión arterial, se registran dos valores. El más elevado se produce en la sístole (cuando el corazón se contrae) y el más bajo se produce en la diástole (relajación entre un latido y otro).

Una presión arterial elevada o alta es cuando la presión sistólica en reposo es igual o superior a 140mmHg, una presión diastólica en reposo superior o igual a 90mmHg o ambas.


Causas

Prácticamente en el 90% de los casos no se conoce la causa de la presión elevada, esta situación se denomina hipertensión esencial o primaria. La hipertensión esencial o primaria puede tener varias causas, seguramente varios cambios en el corazón y vasos sanguíneos que produce la subida de presión arterial.

Cuando se conoce la causa se denomina hipertensión secundaria. Las principales causas suelen ser problemas renales, trastornos hormonales o en el uso de algunos fármacos.


Factores de riesgo

La obesidad, el sedentarismo, el estrés, un consumo excesivo de alcohol o de sal son factores de riesgo en la aparición de la hipertensión arterial.

Diagnóstico

Para tomar la presión arterial es necesario que la persona esté sentada o acostada durante 5 minutos antes de la medición.

Si la medición es de 140/90mmHg o más se considera alta pero no debe hacerse un diagnóstico por una sola medición. Si se registra una medición inicial elevada se recomienda repetirse de nuevo y si la presión arterial sigue siendo alta debe medirse dos veces más en diferentes días. Si después de esto la hipertensión arterial persiste se recomienda visitar a su medico para un mejor diagnóstico.


Tratamiento

La hipertensión esencial, sin causa conocida, no tienen curación pero un tratamiento sirve para prevenir las complicaciones.

Antes de la prescripción de fármacos se recomiendan medidas alternativas como dieta en el caso de tener sobrepeso, dejar de fumar si se es fumador, reducción de la ingesta de sal y de alcohol o hacer ejercicio moderado.

Se recomienda que las personas con presión alta controlen su tensión regularmente en su domicilio mediante aparatos electrónicos (tensiómetros) o en la farmacia.

 

Hay 1 producto.
14,42 € 16,95 € -14.95%

Complemento alimenticio 100% natural con sustancias útiles para la regularidad de la tensión arterial.

Precio reducido!
En stock
Mostrando 1 - 1 de 1 artículo