¿QUIERES ESTAR AL DÍA EN SALUD NATURAL?

ENTRA EN NUESTRO BLOG Y LEE NUESTROS ARTÍCULOS Y CONSEJOS EN SALUD PREVENTIVA

La Salud Bucodental, más importante de lo que creemos

La Salud Bucodental, más importante de lo que creemos

La salud bucodental es indispensable en la preservación de la salud. Es muy importante adquirir unos correctos hábitos de higiene bucal para disfrutar de una buena salud.

La boca es el primer punto del sistema digestivo,  por lo que es esencial en la alimentación. Si nuestra boca tiene alguna enfermedad nuestra salud física se verá afectada.

Salud bucodental y otras enfermedades

Obviamente hay muchas enfermedades y problemas propios de la boca y que están directamente relacionados con una mala higiene bucodental.

Pero además las enfermedades bucodentales poco importantes con el tiempo pueden originar patologías más graves como patologías cardiovasculares y respiratorias, diabetes, cáncer en la cavidad oral…

Existe una relación entre la enfermedad de las encías con los accidentes cerebrovasculares y enfermedad cardíaca.

También ocurre al revés, los problemas bucales pueden ser un signo de que algo ocurre en nuestro organismo. Muchas enfermedades tienen manifestaciones bucales como inflamación de encías, úlceras, sequedad de boca, etc. Por eso es muy importante prestar atención a nuestra boca y estar atentos ante cualquier problema.

Principales problemas bucodentales

  • Caries dental: destrucción tejidos dentales afectando en distintos grados en función de la profundidad.
  • Enfermedad de las encías: son gingivitis y periodontitis en función de la gravedad.
    • Gingivitis: Inflamación de las encías con o sin sangrado
    • Periodontitis: es  más grave porque se dañan los tejidos que sostienen los dientes y pueden causar pérdida de dientes
  • Mal aliento: Muchas veces está provocado por acúmulo de bacterias en la boca por una mala higiene bucodental.
  • Tinción: los dientes adquieren coloraciones distintas, aparecen manchas, etc.
  • Sensibilidad: dolor dental cuando el diente contacta con factores externos como el calor o el frío, dulces o ácidos, etc.
  • Maloclusión: es incorrecta alineación de los dientes
  • Erosión dental: desgaste excesivo de los dientes
  • Bruxismo: consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula y rechinar los dientes, produciendo el desgaste de los mismos y causando dolor muscular, dolor de cabeza, etc.

Una correcta higiene y cuidado bucodental permiten prevenir y detectar de forma temprana problemas bucodentales.

Prevención de patologías bucodentales

Hay una serie de recomendaciones para intentar prevenir o minimizar los problemas bucodentales y así mantener una correcta salud bucodental

Alimentación

Obviamente la alimentación es importante cuando hablamos de problemas bucodentales. Una correcta alimentación nos ayuda a disfrutar de una boca sana.

  • No abusar de carbohidratos, dulces y bebidas azucaradas: Seguir este consejo disminuye el riesgo de caries ya que los hidratos de carbono y azúcares son el mayor alimento para las bacterias que se multiplicaran y pueden acabar formando caries si no se eliminan correctamente. Por esto, cuanto menos ingiramos, menor será el riesgo.
  • No picar entre horas: si no es posible lavarte los dientes después intenta no abusar del picoteo pues la placa se empieza  a formar 20 min después de comer.

Correcta higiene bucodental:

Una higiene correcta es lo primordial para mantener nuestra salud bucodental y prevenir los problemas.

Al principio puede parecer complicado realizar una correcta higiene bucodental pero la clave es coger el hábito y normalizarlo. Es muy sencillo y nos ocupa muy poco tiempo, con 5 minutos podemos mantener una boca sana.

Cepillado cuidadoso:
  • Lo recomendable es cepillarse después de cada comida pero en ocasiones resulta imposible. Si no se pueden realizar los 3 cepillados al día debemos intentar asegurar el cepillado por la mañana y siempre antes de acostarse.
  • Un buen cepillado debe durar unos 3 minutos.
  • Colocar el cabezal del cepillo en posición horizontal con una inclinación de 45º con las encías.
  • El cepillado debe realizarse mediante movimientos cortos y suaves cubriendo todas las superficies (parte interna, externa y superficie de masticación). Se debe cubrir el diente, la encía y la unión entre ellos para eliminar correctamente la placa dental. Es muy importante que los movimientos sean suaves para no dañar la encía.
  • La lengua también debe cepillarse de delante hacia atrás varias veces. El paladar y el interior de las mejillas también podemos cepillarlos muy suavemente porque allí también se acumulan bacterias
  • Finalmente debemos enjuagarnos con agua  para eliminar el dentífrico sobrante.
  • Debemos limpiar y secar el cepillo dental después de su uso para disminuir la proliferación de bacterias.
Dentrífico:

Hay infinidad de dentífricos que  se ajustan a las necesidades de cada persona.

  • Anticaries: Aunque existe controversia  al respecto las guías en odontología recomiendan usar dentífricos con flúor para la prevención aparición de caries.
  • Encías: protegen las encías, reducen la infamación y el sangrado.
  • Sensibilidad dental: ayudan a fortalecer el esmalte y a cerrar poros para reducir la sensibilidad.
  • Blanqueadoras: Para mantener los dientes más blancos, ayudan a reducir manchas pero también hay que pedir consejo en caso de sensibilidad dental.
  • Halitosis: son más refrescantes y antibacterianos para reducir y prevenir el mal aliento.
  • Sequedad o xerostomía: son específicos para estimular la producción de saliva y evitar la sensación d evoca seca. Hay medicaciones y enfermedades que provocan sequedad bucal y es una sensación desagradable que puede evitarse.

Si tenemos varias necesidades tenemos la opción de combinar varios tipos de dentífrico, por ejemplo usar por la mañana y por la noche uno específico anti caries porque somos propensos a producir caries y al mediodía un blanqueador para mantener el esmalte blanco, o uno específico para sensibilidad 2 veces al día si el blanqueador nos aumenta la sensibilidad, etc.

Cepillo dental:

Es importante renovarlo cada 3 meses o antes. Se debe observar el estado de las cerdas y cuando están deformadas cambiarlo. Se recomienda usar cepillos suaves para no dañar el esmalte ni las encías.

Los cepillos interdentales deben renovarse  cada 4 o 5 días, o bien cuando las púas estén desgastadas o deformadas.

Es básico renovar el cepillo de dientes porque las bacterias se acumulan entre las cerdas.

Podemos utilizar los cepillos manuales o los cepillos eléctricos. Los dentistas recomiendan el uso de los cepillos eléctricos ya que el cabezal rotatorio permite eliminar mejor la suciedad y la placa bacteriana. Además hay distintas opciones de cabezales según las necesidades de cada persona, limpieza profunda, encías sensibles, blanqueadores, etc.

Hilo dental o cepillos interproximales:

Usaremos una cosa u otra dependiendo de lo juntos que tengamos los dientes o la habilidad que tengamos para usar el hilo o la seda.

Es muy importante usar el hilo/seda/cinta dental o los cepillos interproximales para realizar una correcta higiene bucodental. Permiten eliminar los restos de comida que no se ven entre los dientes y que poco a poco pueden ir generando caries, mal haliento, problemas de encías, etc.

El hilo dental o los cepillos interproximales deben utilizarse antes del cepillado. Despegamos  restos de comida, etc. de entre los dientes que luego con el cepillado terminaremos de eliminar.

Si solo se usan una vez al día lo recomendable es por la noche.

Los cepillos interdentales son una gran ayuda para una correcta limpieza en personas con ortodoncia o puentes.

Colutorio:

Es perfecto para completar la higiene bucal y llegar a toda la cavidad bucal. El colutorio puede ser un gran aliado para tener un aliento agradable o para ayudar en la prevención o tratamiento de alguna enfermedad periodontal.

El enjuague bucal es un complemento al cepillado, nunca podrá sustituir la limpieza dental.

Hábitos-rutinas

No fumar:

Fumar aumenta riesgo de caries, gingivitis y periodontitis. El tabaco reduce el oxígeno en el torrente sanguíneo y se disminuye el flujo de sangre y nutrientes a las encías.

Visitas al odontólogo:

Es recomendable acudir al dentista al menos 1 vez al año a hacer una revisión. De este modo se detectaran de forma precoz posibles caries, gingivitis, etc. que si se deja pasar con el tiempo se convertirán en algo más grave.

Aunque se realice un cepillado perfecto es muy complicado eliminar completamente la placa dental. Se aconseja una limpieza dental mínimo 1 vez al año.

Educación:

Es muy importante educar sobre  la importancia de la higiene bucodental. Si se conciencia a la población desde niños se convertirá en un hábito, algo completamente normal.

Para eso lo mejor siempre es dar ejemplo, las personas con hijos deben realizar la higiene bucodental con ellos, normalizarlo y realizarlo desde bien pequeños.

Como veis, la salud bucodental es mucho más importante de lo que creemos. No se trata de tener una sonrisa bonita sino de tener una boca sana.

Una buena salud bucodental es importante no solo para tu boca sino para tu organismo.

En la Farmacia de la Playa de Castelldefels estaremos encantados de ayudarte y asesorarte en cualquier duda que pueda surgirte en cuanto a tipos de dentífricos, colutorios, cómo cepillarte, qué interproximales utilizar, etc. así que cualquier consulta te estamos esperando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *