¿QUIERES ESTAR AL DÍA EN SALUD NATURAL?

ENTRA EN NUESTRO BLOG Y LEE NUESTROS ARTÍCULOS Y CONSEJOS EN SALUD PREVENTIVA

MICROBIOTA INESTINAL. PROBIÓTICOS, PREBIÓTICOS Y SIMBIÓTICOS: QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN

MICROBIOTA INESTINAL. PROBIÓTICOS, PREBIÓTICOS Y SIMBIÓTICOS: QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN

La microbiota intestinal está formada por más de 40 millones de microorganismos. Es el ecosistema más complejo del cuerpo humano y lo forman bacterias, virus, hongos, etc.

Existen unas 1000 especies bacterianas en la microbiota intestinal. Cada persona tiene entre 200 y 300. 1/3 de estas bacterias son comunes para todos y los 2/3 restantes varían en cada persona.

La microbiota intestinal se encuentra repartida por todo el tubo digestivo desde la boca hasta el colon (y por supuesto en las heces). El colon es la parte del cuerpo con más cantidad de microbiota.

¿Para qué sirve la flora intestinal?

La microbiota intestinal o flora intestinal es esencial para muchas funciones de nuestro organismo:

  • Digestión y producción de vitaminas
  • Maduración del sistema inmunitario
  • Regula la función metabólica
  • Regula el apetito y la saciedad
  • Protege al organismo frente a la entrada de patógenos
  • Contribuye al desarrollo de la mucosa intestinal
  • Ayuda al crecimiento óseo
  • Participa en el equilibrio de reservas de hierro
  • Ayudan a producir neuromediadores como serotonina, GABA, etc. Muy importantes para el organismo

Las bacterias de la microbiota intestinal o flora intestinal tienen una función inmunomoduladora o inmunoreguladora. Estimulan las respuestas inmunitarias reduciendo la severidad y la duración de las enfermedades.

La flora intestinal actúa sobre el sistema inmunitario intestinal pero también sobre el sistema inmunitario periférico.

  • En primer lugar la inducción inmunomoduladora intestino – cerebro mejora la respuesta al estrés
  • En segundo lugar la inducción inmunomoduladora intestino – piel reduce las alergias de la piel
  • Finalmente la inducción inmunomoduladora intestino – pulmón también disminuye la susceptibilidad al asma y en la actualidad es importante para estar fuertes frente al COVID19

Un desequilibrio en la microbiota intestinal puede promover la aparición de trastornos neuropsiquiátricos, alergias, enfermedades autoinmunes y trastornos metabólicos.

Problemas de la microbiota intestinal

El ecosistema intestinal de llama microbiota. Nuestra microbiota intestinal puede estar alterada para bien o para mal.

Se llama Eubiosis cuando hay mucha presencia de microorganismos beneficiosos para el organismo, lo que ayuda a tener un buen estado de salud.

En cambio, cuando tenemos Disbiosis es que hay una disminución de microorganismos beneficiosos para el organismo. Hay un aumento de microorganismos dañinos y oportunistas  y por tanto un desequilibrio intestinal. El desequilibrio puede ser por exceso de azúcares o por exceso de proteínas.

Cuando se produce el desequilibrio intestinal por exceso de azúcares también se llama disbiosis de fermentación. Los principales síntomas son estreñimiento, mal aliento, hinchazón, gases (no olorosos), dolores cólicos derecho.

Cuando el desequilibrio de la microbiótia es por exceso de proteínas se llama disbiosis de putrefacción. En este caso los síntomas son gases con mucho olor, espasmos y calambres y dolores cólicos izquierdo.

¿Qué puede provocar desequilibro de la flora intestinal o disbiosis?

Las principales causas de la disbiosis o desequilibrio en la flora intestinal son:

  • Mala alimentación, comida rápida, dieta poco equilibrada, etc.
  • Factores intrínsecos propios de cada individuo.
  • Infecciones por parásitos.
  • Factores ambientales como tabaco, contaminación, pesticidas, etc.
  • Determinados fármacos como antibióticos, antidepresivos, etc.

¿Qué puede ocurrir si tengo la microbiota intestinal alterada?

La disbiosis o alteraciones en la flora intestinal puede tener consecuencias para la salud. Por esta razón es tan importante tener equilibrio en la flora intestinal y cuidarla.

  • Disminución de la inmunidad que se refleja en un aumento de infecciones recurrentes, alergias, atopía, etc.
  • Empeora la sintomatología del Síndrome del intestino irritable
  • Pueden aumentarse las intolerancias
  • Déficit de micronutrientes por malabsorción
  • También se ha relacionado con un aumento del estrés, ansiedad y depresiones (por su relación con la síntesis de neuromediadores como serotonina y GABA)
  • Sobrepeso, síndrome metabólico y enfermedades cardiovasculares
  • Patologías relacionadas con el hígado
  • Enfermedades autoinmunes

¿Cómo puedo corregir las alteraciones en la flora intestinal?

Lo primero que debemos hacer para tener una buena salud intestinal es intentar seguir una dieta equilibrada, evitar el tabaco y cualquier otra causa que pueda depender de nosotros.

Además existen complementos nutricionales que sirven para intentar recuperar y equilibrar la flora intestinal y mejorar nuestra salud.

Prebióticos

Los prebióticos son sustancias que se encuentran en los alimentos y que no se pueden digerir que son “alimento” para la flora intestinal y los probióticos. Aumentan el crecimiento y la actividad de las bacterias probióticas.

Los más conocidos son la lactulosa, la inulina y FOS.

Probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos (bacterias, esporas o levaduras) que al ingerirlos en cantidades adecuadas producen beneficios para la salud.

Los probióticos también actúan simbióticamente con nuestra flora intestinal para proteger la mucosa intestinal de las agresiones externas, toxinas, patógenos, estrés, etc.

Existen muchos probióticos distintos que tienen características y propiedades diferentes. Es importante identificarlos (género, especie y cepa)

¿Cómo funcionan los probióticos?

Los probióticos tienen una acción inmunológica, metabólica y estructural

  • Los probióticos compiten con la flora que no es propia de nuestro organismo
  • Ayudan a la fermentación y absorción de carbohidratos
  • Reducen el crecimiento de la flora patógena y los parásitos
  • Modulan la respuesta inmunológica del organismo
  • Ayudan al metabolismo de vitaminas, aminoácidos y neurotransmisores
  • Previenen la aparición de alergias
  • Previenen enfermedades inflamatorias intestinales
Tipos de probióticos

Existen muchísimos tipos de probióticos distintos. Podemos encontrar probióticos en la alimentación. Vamos a conocer los más habituales y sus propiedades

Bifidobacterium BB12

Este probiótico mejora el estreñimiento, ayuda al correcto estado de la microbiota propia. También disminuye el riesgo de atopía, reduce las enfermedades respiratorias en niños y aumenta la respuesta a las vacunas

En relación a las diarreas restaura la flora intestinal después de tratamientos antibióticos, mejora la diarrea aguda y reduce el riego de diarrea del viajero.

Lactobacillus rhamnosus LGG

Este probiótico es muy adecuado en alteraciones gastrointestinales y también en la función inmunitaria.

Lactobacillus rhamnosus LGG disminuye el riego de diarreas por antibióticos, aumenta la consistencia de las heces y disminuye las diarreas en general.

También aumenta la respuesta inmunitaria post vacuna, disminuye las infecciones respiratorias y los eccemas atópicos.

Lactobacillus acidophilus LA-5

Este probiótico se aconseja para mejorar patologías inflamatorias crónicas intestinales como el síndrome del intestino irritable, enfermedad de chron, etc.

También está aconsejado en diarrea aguda por infección, estrés o antibióticos.

Lactobacillus acidophilus LA-5 reduce la adherencia de e.coli por lo que protege de su infección.

Lactobacillus plantarum BG112

Es un probiótico característico por su reducción de la respuesta antiinflamatoria, su efecto antioxidante y hepatoprotector. También disminuye la hiperlipidemia y la esteatosis hepática.

Lactobacillus plantarum BG112 reduce las diarreas por clostridium.

Bifidobacterium longum SP50

Este probiótico corrige el aumento de permeabilidad intestinal, ayuda a la producción de lactasa y a reducir los niveles de colesterol.

Bifidobacterium longum aumenta la actividad de las vacunas y disminuye los síntomas de la rinitis alérgica.

Lactobacillus reuteri LR92hpi

Produce reuterina que disminuye las bacterias gram negativas, las levaduras, hongos y protozoos. Lactobacillus reuteri ayuda a producir vitamina B12. Tiene un efecto comprobado en la reducción de diarreas por rotavirus, gastroenteritis y cólicos.

Streptococco thermophilus SP4hp

Previene y contribuye a la cicatrización de lesiones gastrointestinales.

También ayuda a incrementar la respuesta inmune innata y a recuperar la flora intestinal que se haya visto alterada por procesos diarreicos.

Lactobacillus casei BGP93hpi

Tiene acción inmunomoduladora y antiinflamatoria. Está recomendado en diarreas por antibióticos o gastrointestinales. También hay estudios de demuestran que ayudan en el tratamiento del helicobacter.

Estos son algunos ejemplos de distintos probióticos que se comercializan, podemos encontrar distintos probióticos en un solo producto, distintas cepas, etc.

Simbióticos

Los simbióticos son complementos alimenticios que están compuestos por probióticos y prebióticos. Son unos complementos muy adecuados para ayudar al equilibrio intestinal ya que aporta probióticos y también alimento para mejorar la salud de nuestra flora intestinal.

Ahora vamos a comentar algunos simbióticos y probióticos que nos gusta recomendar en la Farmacia de la Playa y que consideramos muy adecuados para mantener una correcta salud  y equilibrio intestinal.

Gasteel

Gasteel contribuye al correcto funcionamiento intestinal y favorece el sistema inmune. Contiene probiótics como Bifidobacterium lactis CBP-001010, Lactobacillus Rhamnosus CNCM I-4036, Bifidobacterium Breve CNCM I-4035 y Lactobacillus paracasei CNCM I-4034. Además contiene fructooligosacáridos que es un prebiótico que favorece el crecimiento de los probióticos. Finalmente está enriquecido con L-Glutamina, Vitamina B1, B6 y B12 que contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmune.

Línes Gasteel para toda la familia. Simbiótico para la salud intestinal
Gasteel Plus

Gasteel Plus de Heel es un simbiótico porque contene probióticos y prebiótics. Indicado para mayores de 50 años y para celiacos. Contribuye al correcto funcionamiento intestinal y favorece el sistema inmune. Contiene probiótics como Bifidobacterium lactis CBP-001010, Lactobacillus Rhamnosus CNCM I-4036 y Bifidobacterium Longum ES1. Además contiene fructooligosacáridos que es un prebiótico que favorece el crecimiento de los probióticos. Finalmente está enriquecido con Zinc, Selenio y Vitamina D que contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmune, son antioxidantes y favorecen el correcto estado óseo.

Vitanatur Symbiotic
Vitanatur Symbiotics g simbiótico completo para la salud intestinal

Combinación de probióticos, prebióticos y vitaminas B para la recuperación de la flora intestinal. Vitanatur Simbiotics G contiene una amplia gama de bacterias habituales de la flora intestinal, Bifidobacterium lactis, Bifidobacterium animalis, Enterococcus faecium, Lactococcus lactis, Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei, Lactobacillus plantarum, Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus salivarius, fibras prebióticas que aseguran la supervivencia de estas bacterias FOS , inulina y 8 vitaminas del grupo B que ayudan al mantenimiento de la mucosa intestinal.

Florafluid
Simbiótico líquido para la salud de la flora intestinal

Florafluid es un complemento alimenticio que contiene Lactobacillus acidophilus HA-122 y Lactobacillus plantarum HA-119 tindalizados con galacto-oligosacáridos. Está indicado para el bienestar intestinal, 

Como veis, el mundo de los probióticos y de la flora intestinal es extremadamente complicado pero al mismo tiempo es muy  muy interesante. Esperamos haber contribuido a que conozcáis la importancia que tiene tener una correcta flora intestinal, no solamente para el bienestar gastrointestinal sino también para el sistema inmunitario y prevención de enfermedades.

Sería conveniente tomar simbióticos 1 o 2 veces al año durante 10-15 días seguidos para contribuir a un buen estado de salud independientemente de necesitarlos en situaciones específicas que los requieran.

Como siempre os decimos, si os surge cualquier tipo de consulta podéis escribirnos a farmaciadelaplaya@gmail.com que estaremos encantados de ayudaros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *