¿QUIERES ESTAR AL DÍA EN SALUD NATURAL?

ENTRA EN NUESTRO BLOG Y LEE NUESTROS ARTÍCULOS Y CONSEJOS EN SALUD PREVENTIVA

Calor, playa, piscina… y la infección de orina y candidiasis vaginal…

Calor, playa, piscina… y la infección de orina y candidiasis vaginal…

Cómo saber si tenemos infección de orina y candidiasis. Consejos para prevenirlas

Verano, calor, playa, piscina,… la infección de orinacandidiasis vaginal se preparan para fastidiarnos las vacaciones.

Vamos a hablar en femenino porque este tipo de problemas son mucho más frecuentes en mujeres que en hombres. Hay estudios que nos indican que 3 de cada 4 mujeres tendrán candidiasis vaginal u hongos en algún momento. Además, prácticamente todas las mujeres sufriremos cistitis o infección de orina. Así que como nos afecta a todas vamos a intentar explicar un poco y dar unos consejos para prevenir.

La candidiasis vaginal y la infección de orina son las patologías más frecuentes en la mujer a nivel ginecológico. Pese a ser 2 cosas distintas muchas veces presentan los mismos síntomas y cuesta diferenciarlas. Las dos aumentan en verano así que es el momento de hablar sobre ellas.

¿Por qué la cistitis y candidiasis son más frecuentes en vacaciones?

En verano o sobre todo durante las vacaciones se va más a la playa, a la piscina, estamos con el bañador húmedo, normalmente se mantienen más relaciones sexuales, etc. Todos estos hábitos hacen que aumenten las posibilidades de sufrir infección de orina y candidiasis (hongos vaginales)

Normalmente relacionamos la candidiasis vaginal con alguna alteración en el sistema inmunitario (bajas defensas, toma de antibióticos y corticoides, mala alimentación…) o en la flora vaginal (mala higiene, humedad, relaciones sexuales, embarazo…) y se modifica la flora vaginal con un incremento considerable de algún hongo, normalmente cándida.

La infección de orina, en cambio, se origina cuando hay una infección bacteriana (normalmente E. Coli) de la vejiga. Esta bacteria suele acceder desde el exterior a través de la uretra y normalmente sucede por mala higiene, durante las relaciones sexuales, retener la orina, estreñimiento, etc…

¿Cómo saber si tienes hongos o infección de orina?

Hay 2 síntomas muy característicos y que rápidamente se detectan pero que son comunes en las dos patologías:

  • ardor al orinar
  • molestias al mantener relaciones sexuales.

Si sentimos alguna de estas 2 molestias podemos padecer candidiasis vaginal o infección de orina pero a continuación vamos a ver algunos síntomas más característicos para poder diferenciarlas.

Candidiasis vaginal u hongos:

Si padeces candidiasis vaginal normalmente el flujo es más abundante, espeso, blanquecino e incluso tiene olor. Además es normal sentir ardor y picor en la zona genital ya que suele inflamarse y estar roja.

Infección de orina:

Cuando se tiene infección de orina se sienten ganas de ir a orinar con mayor frecuencia de lo habitual y de manera urgente, muchas veces después de orinar sentiremos que no hemos terminado, que tenemos más ganas. La orina puede estar un poco más turbia, incluso en infecciones graves llegar a haber sangre en la orina lo que indica que debemos acudir al médico cuanto antes. Las infecciones de orina también producen dolores en el bajo abdomen y más dolor al orinar.

Tengo candidiasis o infección… ¿Qué hago?

Hablemos de hongos o de infección de orina, en ambos casos, la higiene es muy importante. Se debe mantener una correcta higiene lavando 1 vez al día con un gel íntimo adecuado que no altere el pH vaginal y secar suavemente. Existen algunos específicos para cuando hay infección ya que neutralizan más el olor y llevan ingredientes activos que ayudan a combatir la infección.

En la candidiasis vaginal es muy importante que la vulva transpire para evitar la humedad. Se recomienda utilizar ropa interior de algodón, evitar tangas y ropa muy ajustada mientras dure la infección. Si se tiene la menstruación cambiar el tampón o compresa con mayor frecuencia. Aprovechamos para recomendar el uso de la copa menstrual de silicona médica que protege la flora vaginal y reduce las infecciones.

Además, para combatir la infección (tanto de hongos como bacteriana) deberás acudir a la farmacia o al médico para que te recomienden un tratamiento.

Normalmente con la aplicación durante 5-7 días de una crema antifúngica vaginal y/o óvulos vaginales suele ser suficiente aunque en algunas ocasiones con infecciones más graves también hay tratamientos orales. Hay que indicar que la candidiasis vaginal es contagiosa por lo que es importante que nuestra pareja también realice el tratamiento y utilizar preservativo o abstenerse de tener relaciones sexuales mientras dure la infección.

Si lo que tenemos es infección de orina tenemos algunos productos muy efectivos para combatirla como Oleocaps 2 de Pranarom, Cysteel, etc. y en caso de infección muy grave o con sangre en orina deberemos acudir al médico para que nos prescriba un tratamiento antibiótico adecuado para el tipo de infección. Una vez en tratamiento la recuperación y el alivio de la sintomatología suele ser rápido. En este caso no será contagioso.

Consejos y recomendaciones para prevenir las infecciones de orina y candidasis

No hay ningún método 100% preventivo pero sí que podemos seguir algunos consejos para reducir considerablemente las posibilidades.

Candidiasis vaginal:

  • Correcta higiene íntima con un buen gel íntimo suave para uso diario
  • Ropa interior de algodón
  • Evitar llevar el bikini o bañador mojado durante mucho rato
  • Cambiar con frecuencia la compresa, tampón o salvaslip y usarlos de algodón
  • Evitar usar diariamente salvaslip
  • No llevar ropa muy ajustada con frecuencia
  • Tomar probióticos vaginales
  • En caso de tomar antibiótico tomar un probiótico

Infección de orina:

  • Beber de 1,5 a 2 litros de agua diarios ya que al orinar arrastramos posibles bacterias
  • Orinar y realizar un correcto lavado íntimo después de mantener relaciones sexuales
  • Ir con frecuencia al baño, no retener la orina para evitar la proliferación de bacterias
  • Evitar el estreñimiento con una correcta dieta y algún laxante si fuese necesario para no favorecer la proliferación de bacterias
  • Incrementar el consumo de cítricos y de arándano rojo ya que reduce el número de bacterias y disminuye la posibilidad de nuevas infecciones. Hay complementos alimenticios a base de arándano rojo que son ricos en proantocianidina A que evitan que las bacterias se adhieran al tracto urinario y proliferen causando infecciones.

Bueno, con todo esto creo que estamos preparadas para disfrutar del verano con quien nosotros queramos, sin cándidas, E.Coli ni ningún otro intruso… Si os surge alguna pregunta o duda siempre podéis contactarnos, en La Farmacia de la Platja nos encantará ayudarte. ¡Buen Verano!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: